Poemario

Despertar

Por Lola Jarana Collage Tiny García No quiero que los vientos vacíos me azoten por las copas de los árboles. Ni ceñirme a la estela de un bólido o esperar a que cruces la península.   Quiero agarrar estas noventa pulsaciones y hacer de ellas canciones, y tocarnos, y  desabotonar el ombligo, y  que se inflamen, candentes, mis ojos, electrificados como cables en los techos. Quiero que el esfuerzo sea en vano, convertirme a esta falta de valor, y vagarte, sentir lo que ya siento tras tu andanza, y que seas tú el que ocupes, callado, el arco de mi boca al ...Seguir leyendo

septiembre 28, 2015 // 0 Comentarios

Yedra

Por Lola Jarana Foto:Tiny García YEDRA   Te conocí el primer otoño de mi vida. Te conocí, y eras cima de versos rizados y alegría en la maleta.   Yo alargaba miradas para atraparte. Tú fingías roces que no dolían apenas. Que no olían a penas barridas bajo la cama.   Eras un espejo horizontal y una pared pintada de amarillo sobre rojo.   Eras brillo en mi lupa, eras aire en mi tobillo. Una bocanada y una yedra que trepaba por mi muslo.   Un alfiler de palabras dedicadas y un dolor en la batalla ...Seguir leyendo

junio 29, 2015 // 0 Comentarios

La tapia

Por Lola Jarana. Vives, hemorragia de meteoros eléctricos, en la fiebre de una infancia no resuelta.   En la ocurrencia que escuece tras la tapia, y la mata silvestre criada entre sus orificios que será cortada cuando asome demasiado. Tornasol que reaccionas al soplo de una vela, radiografía en la pared de diarios salpicados y raja en la cornea que nublada te hizo invisible, como una tapia, como un muro que aplaca objetos disparados con anorexia de ánimo, fresco en esta estación acuñada en la ventana, arrinconando el continuo griterío de las calles.   Angiosperma de colores pálidos, extenuante entretiempo que revientas de apetito, y repartes esperma en la hora del recreo. Eres la quimera y sus ganas de embravecer, de tratar de escapar y comernos a todos. De sentenciar, querer y matar en las totalidades de la intimidad que guarda la tapia ...Seguir leyendo

mayo 26, 2015 // 0 Comentarios

ESPANTAPÁJAROS

Por Lola Jarana. El espantapájaros está triste mirando a un cielo vacío de estorninos que emigraron en la tarde del solsticio de invierno. Es un guiño de su botón el que eriza los campos supervivientes de espigas, el que pone de punta los pelos, lejos, a un labrador retirado bajo la parra. No tiene a quien ahuyentar este amigo de harapos, de espantos sobrantes en los cajones de la cocina, apuntalados en sus pilares y en sus falacias de paja. Hazmerreir de los sapos que suspiran lloviznas del mes de abril entre los lagos. Es una misión sincera la suya, un acto frugal, una quijotesca idea de destino. Un intento desesperado, un romanticismo animado al servicio de escaseces y del escarmiento que suelto camina. Un qué se yo que escarcha los maizales. Es su lamento el que traba el habla a las flores que acorralan su figura en este querido abandono en el ...Seguir leyendo

mayo 19, 2015 // 2 Comentarios

Pájaro de Lola Jarana

PÁJARO Temprano, pájaro, planeas salpicarlo todo con mercurio. Temprano arrugas el cielo como un folio, con un pliegue rápido, con los vientos afilados que liberan sombreros y servilletas. Pájaro carboncillo, pájaro resistencia, oscilas en el tiempo como camisa de temporada. Humo de cigarro, mal presagio y ráfaga, superviviente superstición. Matas de envidia y arrancas el hipo a las niños. Pájaro zarandeado en la caja de zapatos. Pinzada, tenor, guiño del cielo. Pájaro huérfano, acostado en los terrados. En el mío. Bordado en cada uno de mis delantales. Pájaro dinamo, pájaro garabato, Pájaro hermano de las ilusiones arañadas del frío. Por Lola Jarana Foto: Cristina ...Seguir leyendo

enero 23, 2015 // 2 Comentarios

Ciudad

CIUDAD   Esta ciudad muerde, pellizca suave.   Es tentacular. Larga como este rascacielos que destaca entre las farolas, las fuentes renacentistas, las temblorosas casitas bajas que palidecen de estrés y modernidad.   Cada ciudad es una habitación atestada de espejos y linternas, un soneto inacabado, una alergia caprichosa.   Es un certamen de labios pintorreados, de escotes que embolsan salarios, chaladuras, trenes de cercanías, bibliotecas que cierran a las ocho treinta. Retrasos que prenden cóleras. Trabajos temporales, estudios de mercado, de hienas con traje y chaqueta, de tarjetas magnetizadas, historias prodigiosas dignas de publicar por cada adolescente, en cada puerta, en cada baño mal diseñado, decorado a desgana con dos duros.   Fachadas con texturas, muros escalofriantes como un caballito de tequila. De gente atolondrada y bolsos que parodian a canguros brincando de brazo en brazo. Y más escotes, atiborrados de gentes en las esquinas y frutas importadas, y de ...Seguir leyendo

octubre 7, 2014 // 0 Comentarios

Tardes de Madrid

Por Lalo Garau. Tardes de Madrid Que la vida iba en serio uno lo empieza a comprender más tarde (Jaime Gil de Biedma) Las tardes de Madrid eran brillantes con avenidas llenas de promesas yo apenas empezaba a conocerme y me asomaba al mundo boquiabierto Las tardes de Madrid se deshacían entre libros, pinturas y canciones mientras el té y la marihuana ardían debajo de la piel ronroneante Las tardes de Madrid eran un cuerpo desbocándose encima de mi cuerpo y el amor, si era amor, nos revelaba que hay segundos que duran de por vida Las tardes de Madrid se desteñían la lluvia picoteaba los cristales y hablábamos y hablábamos obviando lo poco que importaban las palabras Las tardes de Madrid no transcurrían se devoraban a sí mismas llenas de preguntas, abrazos y espejismos en fin, de juventud recién pintada Las tardes de Madrid se agazapaban bajo el humo plomizo de los bares hasta que el cielo afuera eyaculaba estrellas invisiblemente bellas Así se encadenaban las semanas ...Seguir leyendo

septiembre 8, 2014 // 0 Comentarios

Un pálpito

Por Lola Jarana. Un pálpito. En tus ojos adornando este paisaje de abruptas figuras fluorescentes. En el filo de tus pensamientos ahora míos, que corren a buscar palomas aturdidas, sordas,picudas. En los confines de este desmayo placentero,que es la vida, cuando es apenas sostenida por un arte aspirado con vicio, por una mínima probabilidad. En este enero que deambula por tu casa, mientras afuera, en los jardines, saltan millones de liebres imaginarias. En el dolor que provoca el entusiasmo, yo te quiero. Yo te busco, querida conexión sin alambres, membrana porosa, vestido descosido de flores, pararrayos y sonrisa incansable como los dedos que sudan versos presurosos. Eres una criatura polinizadora que no hay que tomarse a la ligera. Buena, en un sentido amoral y totalmente certero. Te quiero, mi cúpula y mi aurora. Te quiero tantas veces lo diga. Te quiero, de mi frente a tus zapatos, que pisan con garbo las astillas de este cajón sonoro.Photo: Cristina ...Seguir leyendo

mayo 21, 2014 // 0 Comentarios