Literatura

Para siempre, es mucho tiempo

Artículo y Collage Cristina García tinygarcia.com Para siempre me parece mucho tiempo. Forever suena muchísimo mejor en inglés pero para los que traducimos, esta palabra sigue siendo excesiva. Pese a todo, es una palabra ansiada e imprescindible en una boda religiosa e incluso civil. Una palabra que si es eludida nos parece un sacrilegio. Se sobreentiende que esa fidelidad litúrgica tiene que ser para toda la vida y si te cansas de ella eres un perdedor. Y que yo sepa, a nadie le gusta perder. Solo pierden los que están cansados y se les nota. Me gusta observar como convivimos todos y nos vamos separando en tres grupos diferentes de un enjambre social: los que les asusta cambiar y los que abrazan el cambio. El tercer sector es el de los moderados, el de los que defienden el “para siempre” pero necesitan reinventarse. La forma es distinta para cada uno: corte de pelo, jeans que den un toque más desenfadado, otro rollo, otra onda. Algo que les haga verse más jóvenes. El ...Seguir leyendo

octubre 20, 2015 // 0 Comentarios

“Gracias por venir”

Por Cristina García. Ha muerto Lina Morgan pero una tiene la sensación de que con ella ha muerto toda una generación. Aquella que tenía hambre en la posguerra, la que se conformaba con el mendrugo de pan y de no levantar la voz más que para decir gracias por esas migas. O ese “gracias por venir”. Ese poner “la otra mejilla” porque ” Dios es bueno”. Con todas estas expresiones y su muerte se destapa aun más la sensación de que le debemos algo a alguien. Ese carácter tan nuestro que nos hace tener miedo hacia lo desconocido. Y no es que relacione a esta fantástica mujer que hacía fenomenal su oficio de cómica con destellos negativos. Trataré de explicarme para que nadie se ofenda. Para ella, todo mi respeto. Por aquellas coincidencias que uno establece para sí mismo, hoy me he acordado mucho de mi abuela a la que le encantaba Lina Morgan y Rocío Durcal. Fan de Hostal Royal Manzanares y el “me gustas mucho tú”. Recuerdo ...Seguir leyendo

agosto 21, 2015 // 0 Comentarios

Recordamos la tragedia de las Trece Rosas en el aniversario de su muerte con nombres y apellidos

  “ Madre, hermanos, con todo el cariño y entusiasmo os pido que no me lloréis nadie. Salgo sin llorar. Me matan inocente, pero muero como debe morir una inocente. Madre, madrecita, me voy a reunir con mi hermana y papá al otro mundo, pero ten presente que muero por persona honrada. Adiós, madre querida, adiós para siempre. Tu hija, que ya jamás te podrá besar ni abrazar”. “Que mi nombre no se borre en la historia”. Julia Conesa Conesa Por Cristina García. El cinco de agosto de 1939 morían las Trece Rosas. Trece mujeres, la mitad menores de edad ( la mayoría en la posguerra, se alcanzaba con 21) murieron fusiladas en las tapias del cementerio del Este. Estremece sólo de pensar en su juventud llena de ideales y en su sangre fría. Convirtiendo esta historia casi en una leyenda que un abuelo cuenta en familia sólo con la diferencia enorme de que ocurrió de verdad. Destacándola no como un gesto heroico sino como una maniobra cruel de hundir los ánimos de una ...Seguir leyendo

agosto 6, 2015 // 1 Comentario

Dime a quién matas y te diré quién eres

Por Cristina García. Dije “hagámoslo” y lo hicimos. “Si algo cruza al final de esta carretera, estamos perdidas. “ Puse el pie en el acelerador y avancé en línea recta por el camino asfaltado con la calma de saber que no iba a suceder nada. La mano recia, más grande de lo normal, huesuda, agarraba el volante como si fuera gomaespuma barata mientras al lado el copiloto tenía la vista clavada al frente. “No pasa nada, ya esta. Solo aprieta un poco más el acelerador, total, en este pueblo de mierda no queda nada en pie.” Justo cuando me quedaba un metro para llegar a la señal de curva peligrosa, una liebre se coló en el arcén e intenté sortearla. Una maniobra brusca nos succionó como si cayéramos por una garganta de hierros que en algún momento llegaron a tocarnos, a aprisionarnos contra una nuez invisible. Revotamos contra la tierra batida del suelo y nos estrellamos contra uno de los extremos del camino. De la parte delantera del coche salía un humo gris y ...Seguir leyendo

agosto 4, 2015 // 0 Comentarios

Caperucitas, al rojo vivo

Por Cristina García. «Caperucita fue mi primer amor. Tenía la sensación de que, si me hubiera casado con Caperucita Roja, habría conocido la felicidad completa.»  Charles Dickens. Son muchas las Caperucitas que ha dado la historia. Todas ellas han aparecido, desde el original de Charles Perrault en 1697, con múltiples facetas. Contes du temps passé, que así se llamaba la recopilación de cuentos donde se incluía la primera versión, toma forma de escrito para dejar latente una historia oral que se había pasado de generación en generación en la vieja Europa. La silueta de una niña que anda sola por el bosque con su cesta, capa y caperuza es una imagen que se acerca a lo terrorífico pero que también nos da ternura y llena el ambiente misterio. Y es que nunca un cuento había dado para tanto sobretodo para sus múltiples interpretaciones. Desde su inicio dentro de la recopilación de cuentos de Perrault, Caperucita ha sido modificada según el momento histórico y ...Seguir leyendo

mayo 28, 2015 // 0 Comentarios

El lector de Bernhard Schlink

Por Cristina García. Su nombre es casi imposible de pronunciar. Entre tantas consonantes, el autor de la novela El lector nos invita a una pronunciación complicada, muy distinta a la narrativa que sigue a continuación. Esta hermosa novela nos presenta una historia que cualquiera puede leer con un estilo que hace disfrutar de la buena literatura para todos los públicos. Y sobretodo nos hace pensar en la historia más reciente y a cerca de una sociedad (alemana) que es tremenda actualidad. Ejerce de juez y forma parte de sus propias contradicciones interiores. Se trata de una obra que te hace recorrer distintos estados anímicos ya que esta muy arraigada a un discurso filosófico que toca valores como la justicia, la dignidad, la crueldad u el amor. Esta es la historia de Hanna y Michael  y también es la historia de Schiller, Goethe, Tolstói y Dickens. Son muchas las sensaciones que esconde este libro y lo que más me gusta es que propone un punto de inflexión distinto al que ...Seguir leyendo

marzo 30, 2015 // 0 Comentarios

Eusebi , a mi manera.

Texto: Cristina García. Imagen : eldiario.es “La muerte no es el final, es un traspaso. Cuando muera seré un grano de arena, la hoja de un árbol o un bar lleno de gente”. Muchas veces me da por pensar qué haré cuando sea vieja. Si los achaques de la vida me lo permiten. Si aun estoy aquí para contarlo. Sobretodo me pregunto en qué me convertiré antes y después de morir. En el antes: no querría estar todo el tiempo enfadada con la vida (llamándole la atención a los demás). Ni preocupada por si los vecinos hacen ruido. Ni chupando tele en el salón de una residencia. Me gustaría estar cerca de una generación mucho más joven que la mía. No querría ser una carga para nadie. No querría morir sola. En el después: querría que los demás pudieran recordarme por las cosas que hice y permanecer en los detalles cotidianos. Ambas premisas no son nada sencillas de conseguir. Y estas dudas en las que pienso, me asaltan de noche, al envolverme con la colcha. ...Seguir leyendo

diciembre 12, 2014 // 0 Comentarios

Júrame que nunca te han regalado un pack de calcetines

Por Cristina García. Imagen: Supermecados Aldi. “El éxito de estas navidades esta en ti (sí, en ti)” Hace muy poco leía esta frase en la portada de un folleto publicitario de un supermercado famoso. No voy encaminada a la defensa femenina ya que la frase va claramente enfocada a las madres que reúnen a la familia por navidad. Sino que la haré más extensible y me centraré en esa responsabilidad invisible que deberíamos colocarnos todos en navidad. Independientemente de cual sea nuestro rol en la familia. “Es navidad”, “ tengamos la fiesta en paz”. Repitamos todos a modo de un mantra. Somos muchos los que pensamos que las navidades son una olla a presión expuesta a mucha más temperatura que la olla en el fuego de la cocina. Y que necesitamos beber y comer para ser felices. En resumen para no mandar a nuestro cuñado a la mierda (en esta casilla que cada uno elija a su familiar “preferido”). Nos juntamos para hablar y comer, comer y hablar y llega un momento en ...Seguir leyendo

diciembre 4, 2014 // 0 Comentarios