ESPANTAPÁJAROS


6

Por Lola Jarana.

El espantapájaros está triste
mirando a un cielo vacío
de estorninos que emigraron
en la tarde del solsticio de invierno.

Es un guiño de su botón el que eriza
los campos supervivientes de espigas,
el que pone de punta los pelos, lejos,
a un labrador retirado bajo la parra.

No tiene a quien ahuyentar este amigo
de harapos, de espantos sobrantes
en los cajones de la cocina, apuntalados
en sus pilares y en sus falacias de paja.
Hazmerreir de los sapos que suspiran
lloviznas del mes de abril entre los lagos.

Es una misión sincera la suya, un acto
frugal, una quijotesca idea de destino.
Un intento desesperado, un romanticismo
animado al servicio de escaseces
y del escarmiento que suelto camina.
Un qué se yo que escarcha los maizales.
Es su lamento el que traba el habla
a las flores que acorralan su figura
en este querido abandono en el campo.

2 Comentarios en ESPANTAPÁJAROS

  1. Intensa belleza melancólica.
    No debo decir más.
    Gracias por tu poema.

  2. Gracias a tí, compañero.

Déjanos tu comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: