Angelica Escoto; un desierto de medusas


«¿Cómo será habitar los mares sin ver? ¿Cómo es ver con el corazón? La gran hazaña de nadar en la penumbra sería acceder llanamente a la clarividencia de los sentidos. Pero tú podrías atar a mi cintura el hilo delirante de Ariadna y así lograr sin miedo recorrer las profundidades del mar como una medusa.

«Construyo imágenes para confiar en mi travesía, para relajar mis sentidos. El paisaje luminoso de la materia. Las seducciones de la luz. No hay oscuridad perpetua, ni el cosmos, ni en las zonas abisales de los océanos. Con los órganos que ven se puede reconstruir la cadena evolutiva, pero el ojo necesita la imaginación para ver.»
Angelica Escoto

1yaPor Cristina García.

Una de las muchas características en  la fotografía de Angelica Escoto, es acercar la vida a diferentes lugares que carecen de ella.
Lugares donde habita el olvido, zonas agrestes o de difícil acceso. Lugares que como la intimidad personal, no son fáciles de encontrar. Baja California, lugar de procedencia de la fotógrafa, es un terreno raso, agredido por los factores temporales siendo la raíz documental para la mayoría de sus trabajos.
Escoto revela en cada serie fotográfica un viaje personal, sola o en compañía. Ese mismo viaje trae simultaniamente una travesía interna, inseparable de la anterior donde las fotografías documentan la experiencia tangible y los escritos, de su puño y letra, desvelan sus emociones. La necesidad de dar nombre a una sensación, a modo de notas adjuntas, es fantástica. Los textos, acompañantes de las fotos, son una pieza fundamental para descubrir su faceta de ensayista. Cada reflexión nos acerca al objetivo. No nos extraña que los paisajes áridos dejen de serlo al interferir la imagen-pluma en ellos. Ella, mujer, madre, artista, contiene el calor necesario para depositar vida sobre el terreno vacío. Estas tres premisas muestran el alma de una fotógrafa que bebe de las raíces con orgullo.
Queremos destacar su nueva serie Desierto de medusas en la que se intuye un guiño a la escala evolutiva  hasta llegar al mínimo ser, invertebrado. Destaca nuestro anterior aspecto, más cercano al tentáculo y a la gelatina. Guiados en la oscuridad absoluta del mar por el propio impulso eléctrico.
Ese lugar líquido, descrito a continuación, roza sutilmente desde la mitología hasta  la cadena evolutiva de Darwin en un vaivén que como el agua, dibujando surcos en la playa, atrae y aleja al espectador.
Escoto muestra en sus imágenes como el poder del agua transforma y purifica  mostrando no solo una manera de fotografiar sino una manera de vivir en continuo contacto con la parte más institiva .
Sus imágenes desatan a la soledad, a la parte salvaje, a la mujer como centro y a la desnudez como arma contra el olvido. Arriesgada, natural, femenina, es su puesta en escena.
Sencilla y maravillosa.

1ya23456789

1 Trackback / Pingback

  1. Publicaciones en España » Angelica Escoto Photography

Déjanos tu comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: